Go to Top

Introducción

El Incombustible

Hola, soy Manué y he decidido cambiar de blog.

Algunos quizás ya me conocéis, aunque seguro que la inmensa mayoría, no. No pasa nada, ya me iréis conociendo  (y yo a vosotros guapos). Me place aparecerme a vuesas mercedes con estas dos tonterías que escribí hace ya varios meses; la parte I el 27 de julio del 2012, y la parte II el 22 de enero del presente año.

Desgraciadamente lo único que ha cambiado desde que publiqué estos cuentitos, es que Luis el Cabrón está en la cárcel y a punto de ahogar definitivamente a Mariano en la mierda; los mensajes de móvil, publicados el 14 de julio por El Mundo, de Mariano a Bárcenas (y viceversa) producidos antes y después de la publicación el 31 de enero pasado de sus “apuntes contables” por El País, obligan a Mariano a dimitir inexcusablemente.

Podréis ver que a los nueve días de escribir la parte II del Caballero del Doloenorme, El País publicó a bombo y platillo “los papeles secretos de Bárcenas” con el subsiguiente escándalo mediático, y Bárcenas ha estado suelto hasta hace cuatro días. Creo que la situación actual va a producir un terremoto en el gobierno de España, pero que nadie se haga ilusiones el PP va a agotar esta legislatura dada su mayoría absoluta, pero no me extrañaría nada que la próxima semana tuviéramos un cambio de presidente de gobierno. Prepárate Sorayita que vienen curvas.

Paro aquí, porque no quiero ni cabrearme ni cabrearos, pero mi querida España va cada vez de mal en peor, y el gran hipócrita adalid de la seriedad y la solvencia, está más cerca que nunca de retornar (con mucha suerte para él) a alguno de los numerosos registros de la propiedad que ha tenido por España.

Optimismo, sentido del humor, paciencia, y cada día más calle (siempre pacíficamente), son las cuatro medicinas que me atrevo a sugeriros para curar los males que nos aquejan.

Un abrazo a todos.

AVENTURAS Y DESVENTURAS DEL CABALLERO DEL DOLOENORME (PARTE I)

Cabalgaba Marranón Rajoynocumplo, Archiduque del Doloenorme, por las frondas frondosas de los bosques de la Moncloa, cuando de improviso sintió unos escarceos cognitivos en su bajo vientre.

Como miembro honorable con hache aspirada -con lo cual se quedó en onoravle (le quitamos también la b de burro, pero le dejamos la v de villano)- de la Nomenclatura de la España profunda, boscosa, de la Santa Compaña, de Fendetestas, del bosque animado, del Lobishome, del lacón con grelos, y del percebe económico, digo ecológico, no se podía permitir una decisión irreflexiva, y se dijo a sí mismo: “Mimismo, estos retortijones de los bajos de mi aristocrática andorga, seguro que no son más que una leve consecuencia de la tensión acumulada a la que me han llevado los mercados con la puta prima de riesgo, que es más puta que mi prima la de Tordehumos, Valladolid, que se metía chinas en los zapatos de tacón altísimo para que la fueran jodiendo, o quizás se deban al cachondeo que tengo que aguantar, cuando mi compadre/subordinado Cristóbal, Vizconde de la Gilipollada Retraída, casca más de la cuenta y mete la pata hasta el corvejón”.

Anduvo Marranón también, pensando profunda, nostálgica y sesudamente sobre los conceptos arriba expresados, así como acerca de la virginidad de la señora Merkel -intelectual por supuesto- pero el jodío cuanto más cabilaba, más se le caía la baba, llegando al punto en que las crines de su corcel Tijeróndepodar, se convirtieron en un puré de preferentes, estafas, retraimiento de pagas, desahucios, paro galopante e imparable, fuga de cerebros, x para la Iglesia CAR, rescates autonómicos y de estado, y la caraba en bicicleta. Y sabéis lo que pasó, pues que cuando Marranón quiso frenar a su querido y desbocado Tijerón -mediante un fuerte tirón de las bridas- no pudo, saliendo despedido por encima de las orejas del jaco que no estaba acostumbrado a que le trataran como a un del carbón minero. Y encima Marranón cagóse vivo por la inercia, dejando los jubones repujados que le había regalado su esclava, sin curriculum alguno, pero de nombre moruno, hechos unos zorros pestilentes.

Justo en aquel momento, el orto del astro rey, se hacía notar por la Cuesta de las Perdices, y entre tanto un río de mierda se esparramaba por los montes de El Pardo, amenazando con cubrir toda la península Ibérica.

AVENTURAS Y DESVENTURAS DEL CABALLERO DEL DOLOENORME (PARTE II)

Marranón Rajoynocumplo, Archiduque del Doloenorme, protector honorario de Cabrones de”pongolamanoenelfuegoyaversialguienpuedeprobarquenoesinocente”, después de las últimas contingencias y aventuras pasadas por culpa de unos sobres extraños que algún Cabrón se dedicaba a repartir entre los más hambrientos (de pasta, pero no macarrones, sino billetes de 500,-) entre su corte de confianza, se despertó sobresaltado como consecuencia de una terrible pesadilla, la frente perlada de sudor frío, que le perseguía noche tras noche desde que estalló el escándalo Luiselcabrón.

Aquí procede seguir escribiendo “En efecto”, así que…
En efecto, un terrible sueño en el que veía horrorizado al barón Te Guindo, efectuando un brillante trile en la estación de Atocha, invitando a adivinar  a unos funcionarios del INSS en cual de los tres cubiletes se encontraba la paga retraída, pero no anulada, según su igual el barón de Tontoro, y ofreciendo la recompensa al que acertara, de darle una paga doble. Aunque con la velocidad que manejaba las manos el eficiente trilero era imposible atinar, empero por cada jugada había que pagar 100,- eurillos, que el hobbit Tontoro con gran destreza, se apresuraba a introducir en su faltriquera.

Mientras la baronesa Fáñez, más fea que un dolor la pobre, de nombre moruno y sin curriculum alguno, se dedicaba a vender al abigarrado personal que por allí circulaba jubones repujados en cuero de segunda mano, ya usados por Marranón con sus correspondientes zurraspas, a unos precios sumamente económicos, así como perfumes elaborados en algún sitio ignoto de Castilla La Mancha. Corría el rumor de que estaban fabricados en los laboratorios que suministraban a la virreina regional, un producto denominado “Jarabe de Míbolo, ¿O Cíbolo?”, el cual la mantenía fresca, desvergonzada y lozana. Su espejo mágico al ser interrogado por ella todas las mañanas con la pregunta: “dime espejito ¿quien es la más bella de todas las mujeres en Castilla La Mancha?” la respondía invariablemente: “sin duda tú, Lola. Pero eres más mala que la bruja de Blancanieves”.

Austeridad ante todo, según ejemplarizaba con sus módicas ventas la baronesa Fáñez, aunque esto no se compadecía de ninguna manera con la actitud desvergonzada del marqués de Ajo Cañete, que sentado en un taburete a la entrada de la posada del Triperón Tocinero, engullíase una enorme orza de fabada asturiana, para seis, al tiempo que entonaba “El Tambor de Granaderos” de D. Ruperto Chapí, con los alegres cuescos que expelía por su ojo fruncido. Eso sí, ahuecándose convenientemente sobre el taburete en el que asentaba sus enormes posaderas.

Marranón ya no podía más, levantóse sudando la gota gorda, y por un momento sintió la necesidad ancestral de irse a defecar al patio con las gallinas, como solía cuando vivía en su pueblo natal, pero en Moncloa no había patio, sino jardines. Esto conllevaba un riesgo grande, si le pillaba alguno de los vigilantes podíanle dejar capón como consecuencia de una perdigonada. Rajoynocumplo no sabía lo que hacer y tomó, como no podía ser de otra manera, la decisión equivocada…FUÉSE A LAS CUADRAS A ENSILLAR A TIJERÓN…

3 Responses to "Introducción"

  • Beatriz Basenji
    11 agosto, 2013 - 18:36 Reply

    Pues sí que tienes salero, shico! Y que te dure! Y que los lectores podamos disfrutarlo! Como decía alguien de mi vecindad: “Ya que se quema la casa, calentémonos con las brasas” . Una pena, pena en lo que ha caído nuestra España. En la miseria, como hace un siglo,que la gente tuvo que emigrar por no perecer. Cordiales saludos.

  • Miguel Angel
    3 septiembre, 2013 - 17:57 Reply

    Te sigo, pués prefiero reir a llorar…

  • Hertor
    3 octubre, 2013 - 10:41 Reply

    Manué, esta bien pero creo que estaría impecable y te animo a que lo hagas. coge el Buscon de Quevedo y escribir una adaptación del texto y los personajes utilizando a Rajoy, Montoro, Soraya, de Guindos, Floriano, Pons, Cañete, Villalobos, Mata, Bañez, Fernández, Gallardon, Botella, Aznar, Cospedal, Wert, Soria,Margallo, Morenes, Rouco Varela,… etc… etc… etc

    Un saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.